Innovación con Blockchain para luchar contra la corrupción

El Fondo Monetario Internacional calcula que el costo anual de las malas prácticas derivadas de la corrupción es casi el 4 % del Producto Interno Bruto. La revolución del Blockchain ofrece nuevas oportunidades innovadoras para combatir este flagelo.

 

En muchos lugares del mundo, la lucha contra la corrupción en las entidades gubernamentales se está convirtiendo en una prioridad. Esto impulsado en gran medida por el gran daño que este tipo de conductas causan a la sociedad y a la confianza del estado, representado en las personas que lo administran. (Colombia pierde $ 50 billones al año. Hay que ajustar desde educación hasta colados en TransMilenio.).

La corrupción es una mala práctica utilizada por diferentes grupos económicos y políticos con el objetivo de lograr beneficios mediante el acceso al presupuesto público vía contratación o por la influencia ejercida en la construcción de los marcos normativos y regulatorios en sectores específicos. En regiones como Sudamérica es un problema crónico evidenciado en los recientes escándalos en donde han estado implicados presidentes y dirigentes políticos de alto nivel (Caso Odebrecht). Esto definitivamente, es un golpe a la credibilidad de las instituciones y al mismo oficio de la política y la administración pública.

 

La forma de atacar este tipo de fenómenos por parte de los estados normalmente incluye esfuerzos regulatorios, judiciales y el fortalecimiento de los sistemas para la prevención, monitoreo y detección de prácticas corruptas. Esto incluye incorporar herramientas tecnológicas que permitan gestionar de manera eficiente y transparente los procesos administrativos y trámites ciudadanos (OCDE, 2017).
Considerando esto, ¿Cómo se podría, a partir de soluciones basadas en Blockchain, ofrecer nuevos mecanismos de control que permitan evitar y detectar este tipo de conductas y hechos en la administración pública?

Entre las diferentes iniciativas y propuestas que pueden ser consideradas e implementadas por los gobiernos nacionales y locales podemos mencionar las siguientes:
Mejora de los sistemas de registro de gasto público mediante tecnologías de Blockchain públicas y la incorporación de aplicaciones de contratos inteligentes en los procesos de contratación pública que minimicen la intervención en dichos procesos.

Desarrollar sistemas de transferencia monetaria electrónica basados en Blockchain mediante los cuales se aumente la trazabilidad de las transacciones y la posibilidad de identificar mediante tecnologías de analítica avanzada los casos de blanqueo o lavado de dinero derivado de actos de corrupción.

Mejora de los registros judiciales que permita asegurar su integridad y seguridad, garantizando e imposibilitando totalmente la alteración de dichos registros. Esto facilitaría el acceso público de los registros y de ser necesario la protección de registros sujetos a reserva de sumario. La mejora en la eficiencia de la administración de la justicia y los ahorros derivados de dicha eficiencia serían considerables para el estado.

Implementar arquitecturas descentralizadas mediante Blockchain para la gestión de registros clave tales como identidad ciudadana, registros de salud y sanitarios, registros de vinculación e inserción laboral y registro educativoentro otros, que garanticen el registro seguro y eficiente de dicha información.

Desarrollo de sistemas electrónicos de voto basados en Blockchain con mayor confiabilidad, que protejan la identidad de los votantes pero que eviten el fraude y alteración de los resultados. Esto permitirá a lo estados ahorrar considerables costos al desarrollar procesos electorales oficiales.

Ofrecer programas de educación y sensibilización a los ciudadanos, centros académicos y empresarios sobre las oportunidades del Blockchain y su potencial impacto en la sociedad. Por ejemplo, la creciente utilización de criptomonedas en casos de fraude y esquemas piramidales.

Este nuevo paradigma tecnológico basado en las tecnologías de cadenas de bloques o Blockchain ofrece una oportunidad revolucionaria para impulsar el desarrollo de nuevos e innovadores modelos de gobierno electrónico que impulsen la transformación digital de los estados. Por esto, los gobiernos centrales y locales deben impulsar iniciativas para la promoción y desarrollo de este nuevo paradigma tecnológico que permita, mediante centros de apropiación y recursos ofrecidos a innovadores y emprendedores, la creación de las herramientas de nueva generación para combatir este delito que tanto daño le hace a los países y ciudadanos.

Recomiendo darle una lectura al reporte de la OCED «Does Technology Against Corruption Always Lead to Benefit? The Potential Risks and Challenges of the Blockchain Technology» resultado del Foro global Anti-corrupción del 2017.

¿Consideras que el Blockchain puede ser utilizado de manera efectiva para combatir el flagelo de corrupción?